15 de julio de 2017

Botellas sensoriales... ¡y vacaciones!


¡Último post antes de las vacaciones de verano! Últimamente no he podido actualizar el blog tanto como me hubiera gustado pero es que no doy para más. Tengo muchas ideas y muchas ganas de hacer labores pero me falta tiempo desde que soy mamá. Así que voy a dejar el blog en pausa hasta después del verano que espero volver con más costura, bordado, ganchillo y lo que surja. 

Antes de coger las vacaciones os dejo con la última manualidad que he estado haciendo para mi peque (¡cómo no!). La verdad es que es genial hacerle juguetes y él los disfruta mucho y yo aún más viendo como algo que he hecho yo le sirve para jugar y le gusta mucho más que cualquier juguete comprado y más estructurado.

Esta vez le he hecho un conjunto de diferentes botellas sensoriales. Las botellas sensoriales son simples botellas de plástico con objetos dentro para que el niño las pueda observar, agitar, mover, hacer rodar, etc. Es una forma genial de reciclar botellas de plástico (nunca de cristal) y objetos que tengas por casa: pasta, hilos, botones, piedras, lentejuelas... Si el niño es más mayor, las puede hacer él mismo y meter dentro cosas que le gusten. 

Yo he hecho tres botellas de las pequeñas de refresco y cuatro mini botellitas de esas que sirven para meter el jabón cuando te vas de viaje. Os las enseño en detalle para que veáis que fácilmente se pueden hacer:


Botella sonora
Esta botella la he hecho especialmente para la estimulación sonora (aunque también es visual). Lleva pasta de diferentes tamaños, pompones y lentejuelas variadas. Es genial para agitarla y que suene como una maraca mientras se mueven las lentejuelas y los pompones.



Botella con cuerdas e hilos:
Esta botella tiene agua y dentro elementos que flotan y elementos que se mantienen en el fondo. Lleva diferentes hilos y cuerdas, cinta de regalos, flores de fieltro, botones, pompones, bolitas de metal y cuentas de madera.

Botella playa:
Esta botella es una de mis preferidas porque recrea el ambiente y los colores de la playa. Lleva agua, unas gotas de tinta azul, hilos verdes que simulan ser algas, un trozo de plástico transparente atado y cortado en forma de medusa (es una pena pero no se aprecia bien en las fotos), conchas de mar, caracolas y algunas lentejuelas azules.


Las botellitas pequeñas son perfectas para que los más pequeños las puedan coger con sus manitas y las puedan manipular. Yo he hecho cuatro diferentes: una colorida de agua llena de cuentas y con unas gotas de tinta roja para poner el agua rosa, otra sonora con arroz y pompones, una tercera llena de purpurina y botones y una última solo con objetos blancos y negros. ¡Las posibilidades son infinitas!

Espero que la idea os haya gustado y que os animéis a hacer botellas sensoriales para vuestros pequeños. Hay múltiples opciones, se pueden hacer luminosas, con aceite de bebé dentro para crear efectos, con bolas de gel... ¡lo que se os ocurra!

Importante: para que no haya peligro de que las botellas se abran mientras el bebé las manipula y haya riesgo por los objetos pequeñitos que contienen, lo que yo hago es sellar los tapones con silicona caliente una vez que las tengo acabadas, así te aseguras de que no se van a abrir.



Muchas gracias a todos los que os pasáis por mi blog y en especial a las personas que me suelen dejar algún comentario. Nunca os lo agradezco pero me hace mucha ilusión que me leáis y que sigáis por aquí. Que paséis un muy feliz verano, ¡nos vemos a la vuelta!


28 de mayo de 2017

Móviles DIY para bebés

Tengo poquito tiempo últimamente para las labores y las manualidades pero intentaré actualizar frecuentemente sin agobios. Hoy os traigo móviles para bebés totalmente handmade y muy, muy fáciles. Se los he hecho a mi bebé y, a parte de ser rápidos de hacer, a los bebés les encantan y pueden ser un buen regalo. 

  •  Móvil con aros de madera y restos de trapillo. Este móvil es ideal para que los bebés lo toquen y lo golpeen con sus manitas. Simplemente se trata de combinar aros de madera con tiras de trapillo medienate trenzas, nudos... No me preguntéis cómo lo he hecho porque ha sido bastante improvisado y esto es lo que ha salido.

  • Móvil con aro de madera y cintas. Súper, súper fácil y se pueden poner tantas cintas como se quiera, de colores del arco iris, del mismo color, con brillos... Yo las he sujeto con unas puntaditas y listo.

  • Móvil con madera y cuerda. He combinado los aros de diferentes tamaños y las bolitas con cuerda blanca para formar un móvil que suena cuando se golpea.







  • Móvil Munari. Es un móvil basado en la filosofía Montessori diseñado para desarrollar la vista, la percepción de colores, la profundidad de visión... La verdad es que este móvil me encanta y mi bebé se ha pasado muchos ratos entretenido mirándolo. Este móvil solo es para mirar, no para tocar. Tenéis todos los detalles, la figuras para imprimir y el paso a paso en el blog de "La tela di Carlotta". Yo le he añadido la bolita transparente que no es más que una bola de Navidad.



  • Móvil octaedros. Este móvil también está basado en la filosofía Montessori y se trata de tres octaedros en los colores primarios. Es importante hacerlo con papel metalizado ya que el el brillo de las figuras en movimento captan la atención del bebé. Tenéis todos los detalles y la plantilla para hacer los octaedros en el blog de "HappyMama".

¿Os animáis? :)

    6 de mayo de 2017

    Pelotas de ganchillo


    ¡Hoy la cosa va de ganchillo! Cómo me gustan los proyectos rápidos y que no se hacen eternos y tienes que volver a retomar una y otra vez... Por eso hoy os enseño estas pelotas de ganchillo que se hacen en una tarde y quedan muy bonitas. Son ideales para mascotas o para bebés por su tacto cálido y blandito y, además, están hechas a mano. Yo he tejido dos: una de ganchillo de algodón y otra más grande con trapillo.


    La pelota pequeña de algodón está tejida con un ovillo de hilo de diferentes tonalidades, que va cambiando del azul al blanco, pasando por amarillos, verdes y fucsias. Me parecía un hilo perfecto para no tener que ir cambiando de color y que quedara una pelota llamativa. Se pueden personalizar al gusto de cada uno: en un solo color, de rayitas, mitad de un color y mitad de otro... El tutorial que he usado para tejerla es de "Tejiendo Perú" y está fantásticamente explicado.


    La pelota de trapillo la he tejido con restos de un ovillo amarillo y blanco. Queda un tamaño perfecto para bebé y me parece una pelota muy original. Lo mejor de esta pelota de trapillo es que dentro le he puesto una cajita pequeña con dos cascabeles en su interior y luego la he rellenado normal con espuma de cojines. Así que esta pelota tiene sonido cuando se mueve y rueda. El tutorial es del blog "Té con limón y canela".

    Con estas dos pelotas he terminado la cesta de diferentes pelotas que he preparado para mi bebé. Hay pelotas de tela, fieltro, bambú, algodón y trapillo. Son ideales para la experimentación y lo mejor de todo es que he hecho yo misma cinco de las siete pelotas que forman la cesta así que estoy muy orgullosa.

    Y vosotras, ¿habéis hecho alguna vez pelotas de tela o hilo?



    30 de abril de 2017

    Saquitos sensoriales y cómo reciclar una lata


    ¡Qué poco tiempo tengo para las labores! Aún así intento hacer pequeños proyectos rápidos y fáciles como el que os enseño hoy: saquitos sensoriales de tela. ¿Qué son? Se trata de unos cuadraditos de tela rellenos de diferentes materiales que pueden tocar los bebés y experimentar con ellos a través del tacto, la vista, el olfato o el sonido.


    Yo he hecho seis saquitos sensoriales con retales que me habían sobrado de otras labores, así se aprovechan. Cada saquito tiene una tela con un estampado diferente, con contraste y llamativo para estimular el sentido de la vista. El tamaño que he elegido es de 12x12 cm. Una vez que se tienen las telas cortadas hay que elegir los rellenos. Yo he aprovechado cosas que tenía por casa: conchas, tapones de plástico, relleno de cojín, arroz, piedrecitas de playa y chapas de cerveza.


    Se puede usar cualquier material que se os ocurra: macarrones, canicas, frutos secos e incluso hierbas arómaticas para que los bebés experimenten con el olor. Lo que os parezca siempre que no tenga esquinas puntiagudas que puedan hacer daño al niño al tocarlo.


    Una vez elegidos los materiales de relleno sólo hay que coser el cuadrado por todos los lados menos por uno poniendo las telas derecho con derecho. Una vez cosido le damos la vuelta al saquito, lo rellenamos por el lado sin coser y lo cosemos para cerrarlo. Yo he pasado otra puntada más a máquina por todos los bordes para que queden más seguros y no se abran.

    Cada saquito tiene un color, un sonido, un peso y una textura diferente al tacto, cosa que los hace ideales para la estimulación sensorial de los bebés y para la experimentación.


    Una vez hechos los saquitos necesitaba un recipiente para guardarlos. Primero pensé en hacer una bolsita de tela pero lo encontré poco práctico así que he aprovechado una lata de leche en polvo que tenía en casa esperando algún uso y la he reciclado con papel adhesivo blanco y washi tape de colores. Al tener tapa es perfecta para guardar cosas.

     
    Ahora tenemos un juguete para bebés 100% handmade con recipiente para guardarlo incluido y sin gastar ni un duro. ¡Espero que os guste la idea! 


    10 de abril de 2017

    Animales de punto de inspiración Waldorf


    ¡Me estoy enganchando mucho a las dos agujas! Después de tejer patucos, gorros y un jersey me apetecía tejer algo diferente y se me ocurrió intentar tejer un animalito. Buscando cómo hacer animales de punto me topé de casualidad con el blog "De mi casa al mundo" y su tutorial para tejer un sencillo gallo de punto de inspiración Waldorf: fue un flechazo total. Nada más verlo me atrajo por su simplicidad y naturalidad y me decidí a tejerlo. Después del gallo tejí la gallina y dos pollitos y luego me animé con un conejito, pero... ¿qué es un juguete de punto inspirado en la pedagogía Waldorf? Pues, a grandes rasgos, es un juguete hecho de un material natural (en este caso la lana), primitivos, con formas redondeadas y sin rasgos faciales para que sea el niño el que le dote de una expresión diferente en cada momento con su imaginación.


    La gallina, el gallo y los dos pollitos los he tejido con hebra doble de dos colores diferentes. El gallo está hecho con lana negra y marrón y tiene la cresta de ganchillo y una gran cola de lanas de colores. La gallina es un poco más pequeña y con colores marrón y amarillo. Y los dos pollitos que los acompañan son blancos y amarillos y de tamaño mucho más pequeño. ¡Es una família preciosa!

    Después de terminar la família de aves de corral me animé con otro animalito de granja de estilo Waldorf: un conejito.

    Este animal es también muy básico de tejer porque su base es un cuadrado. El tutorial lo encontré en el precioso blog "Lebenslustiger" y, aunque está en inglés, las fotos son de mucha ayuda. Además, ahora que llega la Pascua puede ser un regalito o un adorno muy original.


    Creo que voy a seguir aumentando mi família de animalitos próximamente... ¡tendré que seguir investigando tutoriales! 

    ¡Feliz semana a todos! :)

    20 de marzo de 2017

    Jersey de punto Teddy Baby


    ¡Por fin os puedo enseñar el jersey que tejí hace un tiempo! Entre unas cosas y otras no sacaba tiempo para hacerle fotos pero ya me he propuesto que de hoy no pasaba y aquí lo tenéis: ¡mi primer jersey tejido con mis manitas! A veces lo miro y ni me creo que lo haya hecho yo pero sí, he tejido en pequeñito este jersey para bebé con mucha paciencia y mucho mimo y estoy súper feliz con el resultado.

    El jersey se llama Teddy Baby y no habría podido hacerlo sin el detallado tutorial de Creativa Atelier. Para las novatas en el punto como yo es un tutorial ideal porque, a parte de que está explicado paso por paso, le acompañan un montón de fotos súper ilustrativas que ayudan a no perderte mientras vas tejiéndolo. ¡Súper recomendable!


    Mi jersey está tejido con lana Aran Tweed de Sublime, que ya utilicé para hacer este gorrito de bebé con pompom. Es una lana que queda preciosa y es muy calentita: 40% lana, 40% algodón y 20% llama. Como detalles tiene bordada la carita de un oso sonriente y un cierre detrás con 3 botones para que sea más cómodo de poner y quitar.


    Estoy más que contenta con el mini jersey para bebé que he tejido y queda tan bonito puesto... Seguramente me anime a tejer más ropa porque cuando empiezas y ves el resultado te animas y es un vicio. ¡Espero que el jersey Teddy Baby os guste tanto como a mi!

    ¡Feliz semana! :)


    6 de marzo de 2017

    Madera y crochet


    Hace unas semanas compré por internet un pack de piezas de madera sin tratar para hacer accesorios para bebé. En el pack había de todo: aros de diferentes tamaños, bolas grandes y pequeñas, animales... He estado usando las piezas para hacer un montón de cosas combinándolas con tela o con ganchillo y este es el resultado. 

    En la foto de arriba hay tres juguetes de madera de lo más fácil: un mordedor con bolas de madera, aros y crochet en forma de pulsera, otro mordedor con dos aros de diferentes tamaños y una tira de tela y un "gusano" de cuerda y bolitas para jugar, estirar o morder. Son juguetes sencillísimos pero a mi me encantan.


    Después de estrenarme con la madera haciendo juguetes tan básicos me animé con un par de chupeteros hechos con bolitas y con un toque de color de ganchillo. Simplemente se trata de combinar las bolas a tu gusto jugando con los tamaños y en forrar algunas de las bolas de ganchillo con los colores que más te gusten.


    Por último, hice un collar de lactancia con algunas de las piezas que me sobraban. Estos collares de lactancia de madera están muy de moda para que el bebé los toque y se relaje mientras se le da de comer. 

    La verdad es que el pack de piezas de madera me ha cundido mucho e incluso me ha llegado para hacer algunas cosas más que ya os iré enseñando.  

    ¡Feliz semana!


    27 de febrero de 2017

    Porta pañales para bebé


    ¡Esta semana toca costura! Os traigo un tutorial para hacer un porta pañales de tela bonito y fácil. Después de buscar y buscar por internet encontré el porta pañales ideal: del tamaño perfecto, con dos bolsillos y con cierre de solapa. El patrón es gratuito y con tutorial paso a paso, lo tenéis en el blog Sew Can She y se llama "Big Pocket Baby Clutch". 

    Para hacer mi porta pañales he usado telas estampadas que me habían sobrado de otros proyectos y he intentado combinarlas para que quede alegre y colorido. En el tutorial original se añade un cierre de botón pero yo lo he hecho de velcro porque es más rápido de abrir y cerrar y eso es primordial cuando estás cambiando a un bebé...


    Me encanta el pliegue del bolsillo y el detalle de la cinta con la argolla metálica para poderlo colgar en cualquier sitio. Caben muy bien los pañales en el bolsillo principal y el pequeño puede servir para guardar la crema del pañal, toallitas, etc. 

    Ya véis que estoy a tope haciendo cosas de bebé pero es que ahora es lo que toca y es genial poder hacerlas una misma y adaptarlas a tu gusto y tus necesidades.

    ¡Feliz semana! :)


    16 de febrero de 2017

    Mordedores para bebé


    El blog ha estado unas semanas desconectado por mi reciente maternidad, tal y como anuncié en Instagram. Poquito a poco intentaré volver a ser constante con las publicaciones mientras me adapto al nuevo ritmo de mi vida.

    Durante mi embarazo prepare muchas cosas para el bebé y poco a poco os las iré mostrando en el blog. Hoy os enseño unos mordedores para bebé que se hacen en muy poco tiempo y son muy bonitos: uno de crochet, otro de trapillo y otro de tela. Para poder hacer estos mordedores compré un surtido de aros de madera natural sin barnizar en dos tamaños diferentes y después solo tuve que añadir la parte téxtil.

    Mordedor de crochet

    Este mordedor de crochet que recuerda a unas orejitas de conejo se puede tejer con cualquier resto de de algodón que os haya sobrado de otra labor porque necesita muy poquita cantidad. Yo lo he tejido con algodón Natura de DMC en color azul. El patrón de este sencillo mordedor junto con el paso a paso es de Creativa Atelier. En su blog encontraréis un montón de fotos y un tutorial muy completo para poder hacerlo. Una vez que lo tenéis tejido sólo hay que atarlo al aro de madera y asegurarlo con unas puntadas para que no se salga.


    Mordedor de tela
    Con un pequeño retal de tela también podemos hacer otro mordedor. Yo he combinado una tela con estampado de flores estilo vintage con tela de toalla blanca para crear dos texturas diferentes. Además, he añadido algunas cintas de tela para que el bebé pueda morderlas y jugar con ellas. El tutorial para este mordedor lo encontré en el estupendo blog de See Kate Sew.


    Mordedor de trapillo:
      
    Por último, y para aprovechar una tira de trapillo blanca que me quedaba de otro proyecto, tejí unos cuantos puntos bajos alrededor de un aro de madera para crear este mordedor en menos de un minuto. Más sencillo y rápido imposible.


    Si tenéis un bebé o alguien cercano está embarazada puede ser una buena idea hacer un regalo hecho por ti y estos mordedores son un detalle precioso con el encanto especial que tienen las cosas hechas a mano. ¡Yo estoy encantada con ellos y todo el mundo me pregunta dónde los he comprado! 

    22 de enero de 2017

    Botitas de bebé: Musgo Baby Booties


    ¡Cómo me apetece tejer con las agujas de punto cuando hace frío! Soy todavía muy novata con el punto pero poco a poco estoy intentando aprender. De momento no he pasado de hacer un chal, cuellos y gorros pero esta semana he hecho unas botitas para bebé recién nacido que son súper fáciles y aptas para novatas como yo. Además, esta labor es súper resultona porque al tejer en pequeñito las puedes hacer en un día y ver el resultado tan rápido te motiva mucho para no parar de darle a las agujas. 

    ¿Os acordáis de los gorritos de bebé que tejí hace unas semanas? Pues estas botas las he tejido con la misma lana que me sobró de tejer el gorro marrón: la Millamia color latte 100% extrafina merino. Esta lana es súper suave e ideal para tejer prendas para los más chiquitines. Además, no hace falta mucha cantidad, con menos de un ovillo las tienes hechas. Luego, si quieres, les añades un botón para dar un toque de color y listas.


    Para las que os queráis animar el patrón de las botitas es totalmente gratuito y viene con tutorial paso a paso obra de Marta Porcel, del blog "Creativa Atelier". A mí me ha venido genial el poder ver los pasos en detalle y con fotos explicativas al ser los primeros patucos que he tejido. Además, las puedes hacer en 3 tallas según la cantidad de puntos que montes. Yo he hecho la talla más pequeñita. La verdad es que quedan preciosas tan pequeñas y suaves y son diferentes a los típicos patucos de bebé de toda la vida. 

    ¡Espero que os hayan gustado! ;)