1 de julio de 2016

Afieltrado y más


¡Hoy empiezan oficialmente mis vacaciones! Como cada verano me propongo hacer muchas, muchas, muchas labores: costura, ganchillo, punto, carvado de sellos... Y este verano me he propuesto ponerme a tope con el afieltrado. Para poder dedicarle tiempo a afieltrar tengo materiales nuevos que espero poder usar ya mismo. 

Como podéis ver en la foto anterior tengo lanas nuevas para afieltrar. Una de ellas es un pequeño surtido de 4 colores orgánicos y naturales sin teñir que me encantan para hacer animales. La otra caja es un surtido de 14 colores de lana orgánica teñida con tintes naturales que son una preciosidad. ¡Estoy deseando ponerme a afieltrar!


Además del afieltrado en seco con agujas, me he propuesto iniciarme en el afieltrado húmedo. El afieltrado húmedo es un tipo de afieltrado en el que no se utilizan agujas para dar forma a la lana sino que se moja con agua y un jabón especial y se modela la lana para ir creando la forma que quieres. Para empezar con esta técnica tengo un kit para hacer bolas de fieltro que viene con lanas de colores orgánicas, relleno orgánico, cascabeles para poner en el interior de las bolas y un jabón. ¡A ver qué tal se me da!


Por supuesto, para ayudarme un poco en esto de afieltrar tengo un libro nuevo precioso llamado "Little Needle-felt animals". Se trata de un libro en inglés con instrucciones detalladas para realizar 30 animales diferentes con la técnica del afieltrado en seco. ¡Qué ganas de ponerme con ellos!


Y como no me puedo resistir... He tenido que hacerme con más washi tapes!!! Es que me encantan estos estampados nuevos veraniegos de rayas que pueden dar tanto juego para decorar... Además de los floreados tipo vintage que son una preciosidad y de los coloridos estampados festivos... ¡No tengo remedio! 

Bueno, espero aprovechar el tiempo de vacaciones para ponerme a ello y enseñaros por aquí lo que vaya saliendo de estos materiales...

¡Feliz verano! :)

12 de junio de 2016

Washi Tape... manía!!!



Mi colección de Washi Tapes

Esta semana he dejado un poco de lado las lanas, las telas y las agujas para sacarle partido a los Washi Tape que tengo en casa. A mí me encanta el Washi Tape, me parece muy práctico para decorar objetos y paredes. Por ejemplo, para colgar láminas en la pared son ideales porque pegan genial y si los quieres quitar no se llevan la pintura de la pared. Además, se adhieren a casi cualquier superficie: papel, cartón, madera, plástico, cerámica, cemento...



Aprovechando que tengo en casa el libro "Washi Tape Manía" de Chris Bravo (autora también del blog "Little Hannah") me he puesto a leerlo y a hacer algunos de los proyectos que contiene. Es un libro que tiene más de 25 proyectos para hacer con Washi Tape divididos en dos categorías:
  • Washi Tape para principiantes. Son 10 proyectos sencillísimos de iniciación como toppers, velas, mini-guirnaldas, marcapáginas, etc. 
  • Proyectos paso a paso. Aquí estarían los 25 proyectos principales del libro. Son un poco más complejos pero aptos para todo el mundo: tarjetas, molinillos, lazos, cajitas, pegatinas, colgantes...
La verdad es que en menos de media hora he decorado lápices, palillos, velas y un bote de crema vacío que he convertido en un jarrón improvisado. Si aún no tenéis Washi Tape en casa os recomiendo que lo probéis porque una vez que lo empecéis a usar va a ser un producto imprescindible en vuestra casa para decorar y embellecer cualquier cosa que se os ocurra. Mirad lo que me cundió solo media hora de trabajo:


Personalmente, me gusta muchísimo el Washi Tape para personalizar jarrones de cristal o de cerámica preferiblemente blancos para poder añadir textura y color. Son ideales para reciclar botes de yogurt de cristal, botes de crema corporal, botellas de vino... y reconvertirlos en elegantes jarrones 100% reciclados. Yo, de momento, tengo dos jarrones reciclados de una botella de batido y de un bote de crema:


La única pega que le encuentro al Washi Tape es que es muy adictivo. Yo empecé solo con un par de ellos para pegar láminas en la pared y poca cosa más. Poco a poco fui viendo sus posibilidades y se me hizo necesario comprar más para tener más variedad de color, de estampados y de grosor para poder ir combinándolos entre ellos. Sin darme cuenta he ido recopilando más de una veintena de Washis. Aquí podéis ver mi colección en forma de flor:


En fin, que yo ya he caído en las redes del Washi Tape. Para mí es un básico de mi material para manualidades por su versatilidad y su facilidad a la hora de pegar y despegar... He decorado cargadores, cajas, maceteros, espejos... ¡e incluso muebles! Ahora solo me falta encontrar alguna buena idea para almacenarlos porque a este paso la cesta de trapillo donde los guardo se queda pequeña. ¿Alguna sugerencia? ¿Vosotras también los utilizáis?


5 de junio de 2016

Alpaca de lana afieltrada


La alpaca es un animal adorable, tan suave, alegre, tierno, inteligente... A mí me parece precioso con ese pelaje tan bonito y apreciado que puede llegar a tener tantos colores: marrón, gris, blanco, negro...
La verdad es que nunca he visto a ninguna con el pelo en tonalidades rosas y fucsias pero hoy os puedo enseñar a una alpaca de pelaje rosa que es única en su especie: mi alpaca afieltrada.


Esta pequeña alpaca rosa tiene características similares a sus parientes, las alpacas comunes: habita en la montaña, es una especie social y domesticada, es herbívora y con carácter. Pero también tiene rasgos distintivos que la hacen especial como su pelaje rosa, un lazo naranja que decora su cabeza, su collar de corazón y su pequeño tamaño. 


¿Verdad que es bonita? Pues la he hecho siguiendo un vídeo-tutorial genial de Flying Mío que podéis ver si hacéis clic AQUÍ. Está en inglés pero las imágenes se explican por sí mismas. A decir verdad en el vídeo tutorial parece mucho más fácil conseguir dar forma a cada parte de la alpaca pero la realidad es que se necesita tiempo y paciencia. 
La alpaca del tutorial es una versión en fieltro inspirada en unas famosas alpacas de peluche japonesas llamadas Alpacasso que son toda una sensación en Japón.


La verdad es que disfruto mucho con el afieltrado, es relajante ir dando forma a las piezas, unirlas pinchando con la aguja, añadirle los detalles y disfrutar de lo que has creado con tus propias manos. Si aún no lo habéis probado os lo recomiendo muchísimo. 

¡Disfrutad del domingo! :)

28 de mayo de 2016

Paseando limones... de amigurumi.


¡Vivan los limones! La verdad es que el limón es una fruta que no solía consumir casi nunca hasta que mi madre tuvo un limonero en casa. Fue entonces cuando me iba regalando limones preciosos y yo tenía que ir dándoles salida: pasteles, salsas, aderezos de otros platos, limonada casera...
Ahora siempre tengo limones en casa y los uso mucho en la cocina. Incluso me he comprado un pequeño limonero al que estoy esperando que le salgan sus primeras flores.

Hoy la cosa va de limones pero de limones tejidos con hilo y aguja de crochet. ¿Por qué limones? Porque en el blog de Paseando Hilos Clara comparte un patrón gratuito para poder tejer un limón, participar en un sorteo vía Instagram y ganar un kit de material para hacer amigurumis. Debes publicar una foto en Instagram de tu limón tejido con el hashtag "Paseando limones" y nombrando a Clara para poder participar.  Me pareció la excusa y el empujoncito perfecto para ponerme a tejer mi limón. 


Es un patrón de lo más sencillo y se teje en una tarde. Yo lo he tejido con hilo DMC Natura en color Tournesol, que es el amarillo más limón que he encontrado entre mis lanas. Al final, después de ponerle los ojos y bordarle la sonrisa, me pareció que tenía más pinta de "limona" que de limón así que le puse colorete rosa y un lazo de fieltro a modo de hojas de limonero.
Es un amigurumi muy bonito y muy sencillo para las principiantes. ¡Espero que os animéis! Y si queréis participar en el sorteo de "Paseando limones" aún estáis a tiempo hasta final de este mes.


¡Feliz fin de semana! ;)

22 de mayo de 2016

Bolsas de tela


¡Hoy toca un poco de costura! En la anterior entrada os mostré el bordado de corazón que hice utilizando diferentes puntos y en esta entrada podéis ver para qué he utilizado este bordado.
He hecho un par de bolsas de tela con cierre de cordón porque de verdad que estas bolsas son un comodín indispensable en mi casa. Sirven para guardar cables, zapatos, ropa interior, ovillos... ¡de todo! 


Para hacer la bolsita con el corazón bordado he utilizado dos tipos diferentes de tela: la tela lisa de algodón en color crudo donde realicé el bordado y una tela estampada de flores blancas y rojas en la parte de abajo. Creo que la combinación queda bastante bien en los colores rojos y blancos y hace resaltar el bordado. Después de hacer esta bolsa me animé e hice otra con estampado de pingüinos unos centímetros más alta. De verdad es que estas bolsas se hacen en 20-25 minutos y son aptas para principiantes con la máquina de coser.



En la red hay infinidad de tutoriales para aprender a hacer este tipo de bolsa. Los que me han gustado más son los que os muestro como ejemplo:
  • Bolsa de tela sencilla: este tutorial del blog Chica Perika nos muestra cómo coser una bolsa como las que yo he cosido.
  • Bolsa de tela con forro interior: esta versión del blog Sara's Code es un poquito más larga porque incorpora un forro interior.
  • Bolsa con aplique: el tutorial del blog de Kireei añade a la bolsita un precioso aplique de tela bordado.
  • Bolsa tipo mochila: en el blog Mi primera máquina de coser podemos hacer el mismo tipo de bolsa pero en forma de mochila para poder llevarla cómodamente.
Ya veis que hay tutoriales para todos los gustos así que si tienes máquina de coser no tienes excusa para hacerte una.

¡Que acabéis de disfrutar del fin de semana! :)


14 de mayo de 2016

Bordando un corazón y el Manual Práctico del Bordado

Hoy la cosa va de bordado. Y es que me he pasado los ratitos libres de esta semana bordando después de mucho tiempo sin hacerlo. La verdad es que me encanta bordar, pero bordar sin prisas y muy lentamente, recreándome en cada puntada y observando cómo se va perfilando el dibujo en la tela. También me gusta todo el proceso antes del bordado en sí: hacer el dibujo, trasladarlo a la tela con cuidado para que quede bien definido, preparar las agujas y los hilos más adecuados, elegir los colores con calma... Y así es cómo he hecho este corazón bordado, poco a poco y sin prisas que es como creo que siempre quedan mejor las labores.


Dibujé este corazón después de mirar un rato en internet diferentes fotos y dibujos de anatomía. Una vez dibujado lo quería bordar con distintos puntos para ir practicando y aprender puntos nuevos de bordado. Al final he utilizado seis puntos diferentes y ninguno de ellos lo había utilizado antes excepto la aguja mágica. Estos son los puntos que he usado en las diferentes partes del corazón:



La verdad es que para hacer todos estos puntos de bordado tengo un ayudante desde hace mucho, mucho tiempo: el "Manual Práctico del Bordado" de Betty Barnden. Me lo regaló mi marido hace mucho, cuando empecé a iniciarme en el mundo de las labores y cuando lo vi no pensé que sería tan útil como ha acabado siendo.
A simple vista parece un libro muy tradicional pero resulta súper práctico como libro de consulta ya que no es un libro de lectura sobre bordado ni de proyectos de bordado sino que es más bien un manual para aprender puntos y luego aplicarlos tú cómo y dónde quieras. Además, las tapas duras y las anillas son perfectas para poder consultar y buscar páginas más cómodamente. También tiene una parte muy breve de nociones básicas de bordado y otra de ejercicios prácticos (que a mí no me gustan mucho porque no van con mi estilo) pero yo sólo uso la parte de consulta.


El libro empieza con una pequeña introducción y seguidamente está el "Selector de puntos" que es el índice de todos los puntos con el nombre y la foto de cada punto ordenados por tipo (si son rectos, de cadeneta, de cruz, de festón...). En total hay más de 200 puntos diferentes y tú solo tienes que ir mirando las fotos y elegir el que quieres hacer. Una vez que lo tienes elegido vas a la página que te indica el libro para aprenderlo.


En la página del punto elegido encontramos fotos con diferentes ejemplos del punto, un paso a paso con dibujos para aprenderlo, los usos que se les suele dar al punto (si es para rellenar, si es para simular tallos de flores...)  y alguna nota adicional como trucos o nombres alternativos que tiene ese punto.
Es una manera de tener recogidos muchísimos puntos de bordado diferentes y su explicación, como si fuera una enciclopedia de bordado. 


Poco a poco os iré enseñando más libros y revistas de labores que forman parte de mi pequeña biblioteca. ¡Y muy pronto os enseñaré para qué he usado el bordado del corazón! 


Feliz fin de semana :)

7 de mayo de 2016

"Los habitantes del bosque" de Wasel Wasel


"Los habitantes del bosque" es un patrón de ganchillo gratuito de Gemma del blog Wasel Wasel (uno de mis blogs preferidos) que podéis descargaros aquí. Se trata de cuatro casitas de amigurumi de diferentes tamaños con detalles en fieltro (ventanas y puertas).


Hacía mucho tiempo que tenía pendiente tejer este patrón y hace un par de semanas me puse a ello sin prisas y a ratitos libres. Tengo que deciros que es un patrón fácil de hacer y que se teje casi sin darte cuenta. Puede parecer que al hacer cuatro casitas resulte cansado y aburrido pero no es así, las casitas se tejen rápido y son entretenidas de hacer gracias a sus cambios de color. 


Las he tejido con algodón DMC Natura y he elegido unos colores parecidos a los del patrón original porque me parecieron una combinación preciosa. Todas son diferentes en tamaño y forma pero comparten el color del tejado y el blanco de las ventanas y puertas. 



Son ideales para decorar estanterías, plantas, habitaciones de niños, rincones... ya que se aguantan perfectamente gracias al soporte de cartulina de la base de cada una de las casitas. 
Si queréis vuestras propias casitas de los habitantes del bosque ya estáis tardando en coger la aguja de ganchillo y vuestros hilos de colores preferidos porque no tenéis excusa.


¡Qué paséis un muy feliz fin de semana! ¡Y a tejer mucho! :)

2 de mayo de 2016

Haciendo sellos con "I heart Stamping"




Hoy os traigo la última incorporación en mi biblioteca craft, un libro exquisito para aprender a carvar tus propios sellos. Se titula "I heart stamping" y es de Ishtar Olivera
Hace tan solo 3 días que lo tengo y ya me tiene enamorada. Tiene unas fotos increíblemente preciosas y es una gozada poder perderse entre sus 127 páginas durante largo rato imaginando cuál sus proyectos será el elegido para hacer.


El libro está en inglés (aún no se sabe si saldrá en castellano o no) y está lleno de pequeños proyectos para realizar con la ayuda de la estampación de sellos. Comienza explicando cuáles son los materiales básicos así como con un tutorial para empezar a carvar sellos. Una vez que tenemos esta base empiezan los proyectos: 10 proyectos básicos, 13 proyectos de papelería y 8 proyectos para decorar regalos. Además, al final del libro, hay más de 100 plantillas preciosas para carvar tus propios sellos.
Yo ya he empezado a carvar algunos de estos preciosos sellos este fin de semana y este ha sido el resultado:

  • El sello tigre. Ha sido el primer sello que me he puesto a carvar por no parecer excesivamente difícil. En el libro explica cómo hacer esta especie de rosetones de washi tape para poder combinar  tu sello con ellos y crear así un adorno perfecto para un regalo o para decorar cualquier libreta, pared, etc.


  • La niña. Este sello me parece realmente precioso aunque es un poco más difícil por los elementos mas pequeños que requieren una mayor precisión para que queden bien (la boca, la nariz y los ojos, básicamente). Es un sello bastante grandote ya que mide unos 8,5 cm. de alto pero esto te permite trabajar más cómodamente.


  • El niño pera (o el niño aguacate). Este sello es el que más me ha costado hacer de los tres ya que es más pequeño (4 cm.) y tiene detalles pequeños que son difíciles de carvar para personas que no tienen mucha experiencia (entre los que me incluyo): los ojos, el pelo y la boca. La cara del niño me ha salido un poco triste pero estoy contenta de haberlo podido hacer con lo que me ha costado...


El mundo del carvado de sellos es realmente apasionante y lo mejor de todo es que los sellos tienen infinidad de aplicaciones: tarjetas de cumpleaños, regalos, decorar libretas, estampar telas, hacer cuadros... ¡Y una vez que empiezas ya no puedes parar! Espero que os animéis a probarlo, yo estoy realmente enganchada.

 Que paséis una feliz semana ;)


23 de abril de 2016

Deblau en Instagram

Esta entrada es para anunciaros que por fin el blog tiene cuenta de Instagram operativa en la que ya estoy subiendo fotos.

Hace un tiempo eliminé la cuenta del Facebook porque no me terminaba de gustar esta red social pero a cambio ahora, a parte de en Twitter y en Pinterest, podéis encontrar a Deblau también en Instagram.

Para acceder y seguirme sólo tenéis que clicar en los botoncitos de acceso en la parte derecha del blog o, directamente, aquí abajo:







¡¡¡Feliz fin de semana y feliz día del libro!!!

10 de abril de 2016

Cesta de trapillo rectangular con asas


¿Quién se resiste a hacer cestas y más cestas de trapillo? La verdad es que el trapillo no me acaba de convencer como material para tejer pero de vez en cuando encuentro algún ovillo que me gusta y no puedo evitar comprarlo. Si al final no sabes qué hacer con él siempre puedes recurrir a las socorridas cestas. Y eso es lo que me ha pasado a mí con un ovillo que tenía rondando por casa.

Quería una cesta de forma rectangular, con asas y de un tamaño mediano. Buscando por internet encontré esta entrada del blog de Gallimelmas e Imaginancias y me pareció que era justamente la cesta que estaba buscando. 


Adapté el tamaño a lo que yo necesitaba para meter los materiales y los ovillos que voy utilizando en la labor que tenga en cada momento y salió esta cesta que ahora me llevo a cualquier parte de la casa gracias a sus asas para tejer más cómodamente. Si estoy tejiendo un amigurumi que necesita 4 ovillos de diferentes colores los meto todos en el cesto junto con las tijeras, el marcador de puntos, la aguja de ganchillo, el relleno... Así lo tengo todo a mano y cuando quiero tejer cojo mi cesta y no tengo que andar buscando todas las cosas aquí y allá.


Por si os animáis, esta cesta de trapillo es un proyecto bien sencillo y rápido de hacer con un solo ovillo. 
¡Que acabéis de pasar un buen fin de semana! :)