6 de diciembre de 2016

Manopla de cocina y mi nueva Alfa Style Up 40


¡Por fin me he comprado una máquina de coser nueva! Hacía mucho tiempo que notaba que la necesitaba porque la que tenía (ha sido mi primera máquina) se me ha quedado pequeña después de unos cuantos años cosiendo con ella. Era una máquina básica, de un centro comercial, y la verdad es que para coser cosas sencillas y de tela fina de algodón iba muy bien pero cuando empecé a usar otras telas como loneta, pana, jeans... era imposible que cosiera y el motor no daba más de sí.
Así que con unos ahorrillos que tenía me he comprado una máquina de coser con la que estoy más que contenta: una Alfa Style Up 40 que me tiene enamorada. 

No ha sido fácil elegir la máquina ideal para mí y que se adaptara a lo que yo necesitaba... Estuve investigando mucho por internet y he llegado a la conclusión de que no hay una máquina de coser perfecta sinó que cada uno debe elegir la mejor máquina para su tipo de necesidades: costura básica, pequeños arreglos, patchwork, costura profesional, etc.

Como pequeña ayuda por si estáis pensando en cambiar vuestra máquina de coser o estáis pensando en adquirir vuestra primera máquina os dejo unos cuantos consejos que a mí me han servido mucho:
  • Fijarse un presupuesto y adaptarse a él. Esto es básico porque hay máquinas de coser que hacen de todo pero los precios... se disparan. Es importante tener claro lo que te quieres o te puedes gastar e intentar que se ajuste a tus necesidades.
  • Determinar tus necesidades. No es lo mismo comprarte una máquina que vas a usar puntualmente para algún arreglo o una máquina con la que vas a coser ropa, accesorios, etc. Esto es muy importante para elegir la que mejor se adapte a tí. Hay máquinas que vienen con 1000 puntadas y luego siempre acabas usando las mismas, otras que están muy pensadas para bordar, para hacer patchwork, etc. Es cuestión de pensar qué necesitas y qué no.
  • ¿Máquina eléctrica o electrónica? Esto es lo primero que tuve que decidir ante tantos modelos y ofertas. Al final depende también de tus necesidades. En mi caso me decanté por una eléctrica por su potencia de motor (que era lo que buscaba) y porque sus funciones eran las que yo necesitaba.
  •  Algunas webs que te pueden ayudar. Investiga mucho, todo lo que puedas, hasta que encuentres tu máquina de coser ideal. Yo estuve navegando mucho y encontré algunas páginas con comparativas y explicaciones detalladas de máquinas de coser como la web de "Comprar máquina de coser", o la guía de "Mundo Costuras". Y, sobretodo, infórmate sobre los materiales, el fabricante, la calidad y las funciones básicas de tu máquina antes de decidirte por tu máquina de coser ideal. ¡Suerte!


Lo primero que me he puesto a coser con mi nueva máquina ha sido una manopla de cocina que tenía pendiente pero que mi antigua máquina se negaba a coser por el grosor de las telas. Se trata de la manopla de cocina a conjunto con el delantal que cosí hace unas semanas y que forma parte del kit para cocinillas que tuve la suerte de ganar en el sorteo del blog de Clara Montagut
La tela de mapas hace conjunto con el delantal y es una manopla muy, muy gordita y mullida que hace perfectamente su función de proteger contra las quemaduras.

La medida de la manopla es perfecta y tiene una pequeña cinta para poderla colgar en la cocina. Las telas de Peseta son preciosas y en esta manopla se combina su famosa tela de mapamundi con una tela naranja de cuadros y un estampado en blanco y negro para el interior que a mí me encantan como quedan todas juntas. Estoy muy contenta de haber ganado este kit y de haber podido coser dos piezas tan y tan bonitas para mi cocina.


Voy a aprovechar esta semana de puente para seguir cosiendo y tejiendo muchas, muchas cosas.¡A disfrutar! :)


29 de noviembre de 2016

Pelota de tela "Montessori"


Hoy os traigo una pelota Montessori hecha con retales de telas. ¿Qué es una pelota Montessori? Pues se trata de una pelota de tela pensada especialmente para bebés, blandita y con una forma muy peculiar. ¿Y para qué sirve una pelota Montessori? Pues puede servir para muchas cosas como, por ejemplo: atarle una cuerdecita y colgarla como móvil, estimular el gateo (ya que no rueda muy lejos debido a su forma), su morfología también hace que sea de fácil agarre para bebés ya que pueden meter la manita por las ranuras y cogerla fácilmente, y para jugar a tirarla y a perseguirla como una pelota de tela normal.


La verdad es que cuando conocí estas pelotas me enamoraron por sus formas y sus colores y, aunque las podéis comprar por internet, también existen en la red muchos tutoriales para aprender a hacerlas. Además, no se necesita mucha tela, basta con unos retales de dos telas que combinen (generalmente una lisa y una estampada) para coser tu propia pelota Montessori.


La mía la he cosido con un diámetro de 12,7 cm. y ha quedado con un tamaño que me gusta mucho. El tutorial que he seguido es este del blog "El mundo con Ó" que está muy bien explicado, en castellano y con muchas fotos. No es difícil de hacer pero es muy laboriosa y hay que tener paciencia para coser cada una de las piececitas que van formando los gajos de la pelota. Yo le añadí un cascabel en el centro antes de unir todos los gajos pero la verdad es que no suena mucho porque la pelota está bastante apretada.


Si os animáis a hacerla puede ser un regalo muy original para una embarazada o para alguien que tenga un bebé. Espero que os guste la idea. ¡A coser! :)

22 de noviembre de 2016

Drop Stitch Cowl


He guardado la máquina de coser durante unos días para sacar las agujas de punto y la lana calentita. Ahora apetece mucho tejer con la mantita en el sofá y en esos ratos de relax me he tejido para mí un cuello para ir bien abrigada este invierno: el Drop Stitch Cowl.

El Drop Stitch Cowl es un cuello gordito que me enamoró desde el primer momento que lo ví. Se teje rapidísimo y el resultado es precioso con ese calado que tiene. El patrón de este cuello de Abi Gregorio es totalmente gratuito y lo podéis encontrar en Ravelry pinchando AQUÍ. Para las que os estáis iniciando en esto del punto, además del patrón gratuito, también tenéis este vídeo-tutorial de Iknits paso a paso para hacer este cuello sin problemas.


He seguido el patrón tal cual lo ha publicado Abi Gregorio pero haciendo una repetición menos de las vueltas 1-6 porque para mí ya era suficientemente largo. La verdad es que ha quedado tal y como quería: gordito y con el ancho justo para abrigar todo el cuello sin problemas y sin que quede demasiado holgado y deje medio cuello al descubierto.


La lana que he usado es la Wool-Ease Thick & Quick de Lion Brand. Es una lana gordita, 80% acrílico y 20% lana que he tejido con agujas de 10 mm. La cantidad de lana que he gastado es menos de un ovillo así que cunde muchísimo. El color granate de esta lana me encanta y no descarto hacerme otro cuello igual en color gris o marrón oscuro para combinar con la ropa de invierno... ¡o un gorro con los restos de esta lana a conjunto!

¡Feliz semana! :)


15 de noviembre de 2016

¡Ganadora del kit de costura para cocinillas! El resultado

He tenido la inmensa suerte de ser la ganadora del sorteo propuesto por Clara Montagut en su blog "Paseando Hilos" en colaboración con Peseta donde sorteaban uno de sus maravillosos kits de costura: un delantal y una manopla de cocina con su preciosísima tela de mapamundi.
Ser la ganadora de este concurso me ha dado mucha alegría y ha supuesto otra excusa perfecta para seguir dándole trabajo a mi máquina de coser. Además, Clara también está cosiendo su delantal y publicará el resultado en su blog que, por cierto, estoy deseando ver.

A los poquitos días de saber que había ganado el premio llegó a mi casa el paquetito que tenía absolutamente todo lo necesario para hacer las dos piezas. En la siguiente foto del blog de Clara podéis ver todo lo que contenía: 5 telas de estampados diferentes, un jaboncillo de marcar, dos cintas, guata y una pegatina de Peseta. Además, también venían las instrucciones tanto del delantal como de la manopla de cocina. Con todo esto, ¿quién no se anima a coser?
Foto de Paseando Hilos

En seguida me he puesto con el delantal, sin prisa pero sin pausa, siguiendo cada paso con cuidado para que quedara perfecto. Es que las telas de Peseta son tan bonitas que da pena hasta cortarlas y ya ni te cuento equivocarse en la costura... El proceso del delantal es más fácil de lo que parece y siguiendo el tutorial no hay problema. En unos pocos pasos tienes la tela cortada y el dobladillo hecho:

Una vez que tuve la forma y cogí el dobladillo hay que colocar las cintas: la que va en el cuello y las cintas de los costados para atar a la cintura. Tengo que decir que los colores de las cintas en combinación con la tela de mapamundi es lo que más me gusta del delantal: el rojo y el verde resaltan muchísimo y le dan un toque genial.

Después de coser las cintas y todos los dobladillos de los bordes del delantal hay que añadirle un bolsillo donde más te guste. En mi caso lo he añadido en el medio ya que me parece más bonito y más práctico. La tela del bolsillo es de cuadritos verdes, aunque estuve tentada de usar otra de las telas que venía en el kit que era de cuadros naranjas pero me la reservo para la manopla de cocina.

¡Colocar y coser el bolsillo en su sitio es el último paso para tener el delantal más bonito de la historia perfectamente acabado! Qué os voy a decir, a mi me parece precioso y creo que me va a dar hasta pena estrenarlo por miedo a que se me ensucie mucho... Pero es que es tan bonito que dan ganas de ponérselo. Así ha quedado:

Sé que aún tengo pendiente ponerme con la manopla de cocina que va a juego con este delantal y prometo ponerme esta semana sin falta y enseñar el resultado. Muchas gracias a Clara por el sorteo, por enviarme el premio tan rápidamente y por estar pendiente de mí y de mis avances con el delantal (¡estoy deseando ver el tuyo!) ¡Y muchas gracias también a Peseta por esos kits tan bonitos!

7 de noviembre de 2016

Paulina la Hipopótama y el libro de Kerry Lord


Paulina es una preciosa hipopótama que disfruta muchísimo sentada al sol a la orilla de su lago preferido. Ha estado aprovechando estos últimos días de sol y de buen tiempo para hacer lo que más le gusta en el mundo: descansar entre la hierba verde que de vez en cuando va saboreando.

Como véis Paulina es una monada que he estado tejiendo estos días y que ha resultado ser una maravilla de patrón, como todos los de Kerry Lord. La he hecho toda entera con DMC Natura en un tono Ámbar y como detalle en negro solo tiene los ojos bordados. 


El libro de Kerry Lord del que he sacado este patrón se llama "Mascotas de ganchillo" y son 127 páginas con 40 patrones de animales con diferentes variantes para un total de 160 diseños. Es un libro que me encanta, me parece delicioso por sus fotos y por el estilo dulce de sus amigurumis. 


El libro comienza con una introducción sobre la lana que Kerry usa para hacer sus amigurumis, los materiales que necesitaremos para tejerlos, los diferentes tamaños en los que se pueden hacer y sus resultados, las formas estándar de los cuerpos y patas de los diferentes patrones, etc. Todo esto con un montón de fotos geniales sobre cada tema. 

Después de esta introducción vienen los patrones de los diferentes animales divididos en tres niveles de dificultad (cosa que se agradece). En el nivel 1 hay 10 animales, en el nivel 2 hay 15 animales y en el nivel más difícil, el 3, hay 15 animales más. Cada animal viene con una foto grande del resultado, su nombre, una explicación de su historia y su personalidad, los requisistos para tejerlo y el patrón. Para muestra un botón:


Al final se encuentra el apartado de técnicas de crochet para tejer los animales propuestos en el libro. Estas técnicas van desde las más básicas como hacer una cadeneta hasta las más elaboradas como hacer bucles para simular pelo. También se explica con detalles y fotos cómo coser las partes de los animales, cómo rellenarlos, cómo bordar los detalles faciales, etc.
Por último, está el apartado de variantes de los diferentes animales y una pequeña información sobre la autora.


Ya véis que es un libro muy completo y con un estilo de amigurumis muy especial, con sus cuerpos blandos y con poco relleno y sus detalles faciales tan simples que les dan un toque dulce y tierno. Yo lo estoy usando bastante y tengo ganas de ir haciendo más animales del libro e ir probando los diferentes patrones.


Seguro que ya mismo os enseño algún amigurumi más del libro de Kerry Lord. ¡Feliz semana! :)

28 de octubre de 2016

Mantel de tela con borlas



Estos días me he animado a usar mi máquina de coser para hacer un mantel alargado a medida para un mueble de casa. Me gusta mucho usar la costura para hacer detalles de decoración a medida para mi casa ya que los puedes personalizar a tu gusto y adaptar a tus necesidades (colores, medidas...).

Así ha surgido este mantel con una combinación de tres telas diferentes unidas entre sí: una tela estampada en rojo y blanco con motivos de caballos, una tela de colorines floreada y una tela de algodón lisa en color crudo. El motivo de poner entre la tela estampada roja y la tela lisa color crudo una tira de tela de colorines ha sido que quería decorar los bordes del mantel con borlas de colores así que esa tela tenía los verdes, amarillos y rojos que necesitaba para que combinara con las borlas.


Las borlas las he hecho con restos de lana que quedaban de otras labores para dar un toque diferente y un acabado alegre al mantel. Si os animáis a hacer borlas para decorar manteles, cojines o lo que se os ocurra hay muchos tutoriales en internet y en unos sencillos pasos puedes hacer un montón de borlas con diferentes materiales y colores. Yo he usado este video-tutorial de Tic-Tac Truco y me ha venido muy bien.

Estoy contenta porque le voy sacando provecho a la máquina de coser y me estoy aventurando a coser algunas cosas sencillas sin tutoriales ni patrones. Me encanta mirar el mantel y saber que lo he hecho yo de princpio a fin: tomar medidas, elegir las telas, cortarlas, coserlas... ¡Es muy gratificante!

¡Qué paséis un feliz puente! :)

17 de octubre de 2016

Crochet: guirnalda de triángulos


¡Qué ganas tenía de coger la aguja de ganchillo! Últimamente he estado muy metida en la costura y ya me apetecía empezar con los hilos y las lanas. Con este tiempo más fresquito y nublado apetece más acomodarse en el sofá con la mantita y las lanas y empezar a tejer. Y eso es lo que he estado haciendo a ratitos: tejer para fabricar una guirnalda de colores con triángulos de crochet.

Mi idea inicial era hacer un mantel de crochet formado por diferentes triángulos pero al final me he ido liando y he acabado con esta guirnalda. El patrón de los triángulos lo he sacado del blog de Susimiu. Estoy enamorada de sus alfombras XXL con trapillo y he utilizado su patrón de los triángulos de trapillo en versión mini con algodón porque tienen un tamaño perfecto para una guirnalda.

 
He utilizado hilo de algodón DMC Natura en cuatro colores diferentes que combinan muy bien entre sí: el azul es Aguamarina, el verde es Orquídea, el blanco Nácar y el color tierra es el tono Avessac. Trabajar con DMC Natura siempre me ha encantado por la textura, el acabado y por los diferentes colores que tienen. 
He unido los triángulos con una cadeneta del mismo color que los triángulos blancos y al final ha quedado una guirnalda de 130 cm. de largo con una separación entre triángulos de unos 10 cm. Ha quedado perfecta para el rincón que quería decorar y se hace muy, muy rápido.


Ahora ya tengo otra labor en mi aguja de crochet y próximamente me voy a poner con el punto sin olvidar la costura. Parece que este tiempo otoñal me anima más a hacer labores y tengo muchos proyectos entre manos. ¡A ver si sigo así! :)

9 de octubre de 2016

Mantel individual "Quilt as you go"


Este mantel o individual es mi primera incursión en el mundo del Patchwork. La verdad es que el Patchwork no me llama mucho la atención pero reconozco que según las telas que se utilicen y la combinación de colores hay labores que me enamoran. Concretamente la técnica que he utilizado para hacer este mantel se llama "Quilt as you go".

La técnica del "Quilt as you go" es fácil, rápida y nada precisa. Se trata de ir combinando y juntando diferentes trozos de tela mientras los vas acolchando a la vez. Cada vez que coses un trocito de tela lo acolchas y luego añades otro y lo acolchas, y así sucesivamente hasta que completes el espacio. Es muy, muy sencilla y se pueden hacer muchos proyectos diferentes usando esta técnica. 


He descubierto esta técnica gracias a este vídeo tutorial de NairamKitty. Está explicado de manera muy clara y sencilla (como todos sus tutoriales) y vais a entender muy rápido en qué consiste. Fue verlo y pensar que podría ser un proyecto genial para iniciarme en el Patchwork y aprender esta técnica. 
La verdad es que me lo he pasado genial cosiéndolo y acolchar es más divertido de lo que pensaba. Me ha gustado ver como poco a poco se iba formando el puzle de tela, elegir qué tela queda mejor en cada sitio, ver el efecto del acolchado en cada pieza, crear las formas... Además, es una técnica genial para darle uso a esos retales que guardas y que no sabes en qué los puedes utilizar ya que se pueden usar retales de cualquier forma y tamaño.


Para hacer este mantelito o individual solo se necesitan retales que combinen, guata esponjosa y una tela lisa para ponerla en la parte de atrás. Yo he utilizado retales en los que dominan los colores rosas y rojos, un poco de guata gordita para que quede con cuerpo y una tela de algodón lisa natural sin blanquear para la parte de atrás. Tiene algunos fallitos pero en general estoy bastante contenta con el resultado y me encanta tener muchas de mis telas favoritas juntas en una misma labor.


De momento lo estoy usando como mantel para la mesa de la cocina con una planta encima pero ya veis que puede tener diferentes usos: como individual para comer, como mantel, como apoyo para escribir o trabajar... Si tenéis retales puede ser una labor genial y muy, muy relajante. 

¡Espero que os animéis! :)

29 de septiembre de 2016

Funda para la esterilla de yoga


Hace ya un año que practico yoga y aún no tenía una funda para guardar y transportar la esterilla. Aprovechando que estoy utilizando más mi máquina de coser me he puesto a coser una funda básica y, aunque no ha sido una tarea fácil, hoy os puedo mostrar el resultado.

La aventura de ponerme a hacer esta funda ha sido más que una aventura casi una odisea porque mi máquina es bastante básica (la pobre) y no tiene mucha fuerza para coser diversas capas de tela gruesa. La tela que he elegido para hacerla es una tela de loneta, que es más gruesa que el algodón, así que coser dobladillos de loneta o capas ha desembocado en más de una aguja rota y en mi máquina de coser bloqueada con la costura a medio hacer. Pero como soy una tozuda he cosido a mano los trozos de tela que mi máquina no ha querido coser, eso sí, con mucha paciencia. 

La verdad es que la tela de loneta me parecía perfecta para coser una funda al ser más gruesa y más sufrida para los roces que la tela más fina de algodón. El estampado de esta tela también me gusta mucho así que tenía que terminarla sí o sí y ahora estoy muy satisfecha cada vez que la miro.


El tutorial que he utilizado para coserla lo podéis encontrar de manera gratuita en el blog de Sewaholic y, aunque está en inglés, es muy fácil de entender y tenéis todas las fotos paso a paso y hasta las medidas en centímetros. Yo he utilizado las medidas exactas del tutorial y me ha quedado bien pero quizás un poquito estrecha y tengo que enrollar la esterilla muy apretada para poderla meter en la funda sin tener que hacer muchas maniobras. Puede que unos centímetros más ancha hubiera sido mejor. 

En el tutorial el cierre del bolsillo está hecho con velcro pero como yo no tenía velcro en casa le he puesto un cierre con un snap de color rosa y también queda muy bien. La cinta de cierre no la he hecho tampoco como propone el tutorial (fabricando una cinta con la misma tela) porque al ser tela de loneta era demasiado difícil darle la vuelta al ser tan gruesa y he optado mejor por pasarle una tira de trapillo rosa a modo de cinta y así no me complicaba tanto la vida. 


Como véis, la funda es muy completa: tiene bolsillo para llevar lo que quieras, un cierre de cinta muy práctico para abrir y cerrar y una asa grande para poder ponértela cruzada. La medida del asa para mí es perfecta aunque a la hora de coserla me parecía un poco grande. Una vez puesta cruzada tipo bandolera queda ideal (lo podéis ver en esta última foto) y es muy cómoda de llevar.

Debo decir que aunque mi máquina de coser no me lo ha puesto nada fácil, estoy muy contenta con mi funda para la esterilla: me encantan los colores, lo cómoda que es, el tacto de la tela, el bolsillo, los detalles... Espero que alguien se anime a coser una porque de verdad que no es nada difícil y el resultado es muy bonito.

¡Feliz costura! :)

20 de septiembre de 2016

Costura: manteles individuales con bolsillo


Mi pobre máquina de coser últimamente echa humo. Siguiendo con la temática de la costura hoy os enseño estos mantelitos individuales de tela con bolsillo para guardar los cubiertos. Son ideales para los que nos llevamos el tupper al trabajo porque no ocupan mucho, tienen bolsillo para cubiertos  o para la servilleta y son muy prácticos.

El tutorial para hacer estos manteles individuales lo tenéis en vídeo, en el curso on line gratuito para aprender a coser de Chita Lou y pinchando AQUÍ. Son de nivel principiante así que son un buen proyecto para empezar.

Como son muy rapiditos de hacer y nada complicados, he hecho dos versiones de estos mantelitos y la verdad es que se hacen como churros. Estoy intentando gastar las telas que tengo por casa para poder comprar nuevas telas, así que he aprovechado algunos trozos que tenía guardados para hacerlos. Para los bolsillos he aprovechado algún retal que tenía guardado intentando que combinara un poco con la tela principal. Así que me ha salido un mantel muy femenino con una tela en tonos rosas y estampado de cupcakes que me tiene enamorada combinada con una tela roja con lunares blancos.

El segundo mantel lo he hecho con una tela muy divertida con estampado de pingüinos combinado con tela lisa de algodón en color negro en el bolsillo. Aunque no se aprecia en la foto, la tela trasera también es de color negra porque me quedé sin más tela estampada pero el resultado me encanta. 

Ya tengo otro proyecto casi listo en mi máquina de coser que espero poder enseñaros pronto. Espero que os animéis con la costura, ¡es un vicio!