16 de febrero de 2017

Mordedores para bebé


El blog ha estado unas semanas desconectado por mi reciente maternidad, tal y como anuncié en Instagram. Poquito a poco intentaré volver a ser constante con las publicaciones mientras me adapto al nuevo ritmo de mi vida.

Durante mi embarazo prepare muchas cosas para el bebé y poco a poco os las iré mostrando en el blog. Hoy os enseño unos mordedores para bebé que se hacen en muy poco tiempo y son muy bonitos: uno de crochet, otro de trapillo y otro de tela. Para poder hacer estos mordedores compré un surtido de aros de madera natural sin barnizar en dos tamaños diferentes y después solo tuve que añadir la parte téxtil.

Mordedor de crochet

Este mordedor de crochet que recuerda a unas orejitas de conejo se puede tejer con cualquier resto de de algodón que os haya sobrado de otra labor porque necesita muy poquita cantidad. Yo lo he tejido con algodón Natura de DMC en color azul. El patrón de este sencillo mordedor junto con el paso a paso es de Creativa Atelier. En su blog encontraréis un montón de fotos y un tutorial muy completo para poder hacerlo. Una vez que lo tenéis tejido sólo hay que atarlo al aro de madera y asegurarlo con unas puntadas para que no se salga.


Mordedor de tela
Con un pequeño retal de tela también podemos hacer otro mordedor. Yo he combinado una tela con estampado de flores estilo vintage con tela de toalla blanca para crear dos texturas diferentes. Además, he añadido algunas cintas de tela para que el bebé pueda morderlas y jugar con ellas. El tutorial para este mordedor lo encontré en el estupendo blog de See Kate Sew.


Mordedor de trapillo:
  
Por último, y para aprovechar una tira de trapillo blanca que me quedaba de otro proyecto, tejí unos cuantos puntos bajos alrededor de un aro de madera para crear este mordedor en menos de un minuto. Más sencillo y rápido imposible.


Si tenéis un bebé o alguien cercano está embarazada puede ser una buena idea hacer un regalo hecho por ti y estos mordedores son un detalle precioso con el encanto especial que tienen las cosas hechas a mano. ¡Yo estoy encantada con ellos y todo el mundo me pregunta dónde los he comprado! 

22 de enero de 2017

Botitas de bebé: Musgo Baby Booties


¡Cómo me apetece tejer con las agujas de punto cuando hace frío! Soy todavía muy novata con el punto pero poco a poco estoy intentando aprender. De momento no he pasado de hacer un chal, cuellos y gorros pero esta semana he hecho unas botitas para bebé recién nacido que son súper fáciles y aptas para novatas como yo. Además, esta labor es súper resultona porque al tejer en pequeñito las puedes hacer en un día y ver el resultado tan rápido te motiva mucho para no parar de darle a las agujas. 

¿Os acordáis de los gorritos de bebé que tejí hace unas semanas? Pues estas botas las he tejido con la misma lana que me sobró de tejer el gorro marrón: la Millamia color latte 100% extrafina merino. Esta lana es súper suave e ideal para tejer prendas para los más chiquitines. Además, no hace falta mucha cantidad, con menos de un ovillo las tienes hechas. Luego, si quieres, les añades un botón para dar un toque de color y listas.


Para las que os queráis animar el patrón de las botitas es totalmente gratuito y viene con tutorial paso a paso obra de Marta Porcel, del blog "Creativa Atelier". A mí me ha venido genial el poder ver los pasos en detalle y con fotos explicativas al ser los primeros patucos que he tejido. Además, las puedes hacer en 3 tallas según la cantidad de puntos que montes. Yo he hecho la talla más pequeñita. La verdad es que quedan preciosas tan pequeñas y suaves y son diferentes a los típicos patucos de bebé de toda la vida. 

¡Espero que os hayan gustado! ;)

16 de enero de 2017

Mochila de tela con bolsillos


¡Más costura! Desde que tengo la máquina de coser nueva no paro de darle uso y de hacer muchos proyectos que tenía pendientes. En este caso he hecho una mochila de tela tipo bolsa de las de toda la vida muy útil para llevar de paseo, de picnic, para guardar ovillos... ¡para todo!

La he cosido aprovechando retales que me quedan en casa y que quiero ir gastando para comprar nuevas telas. He combinado una tela gruesa con estampado de gatos con una tela de cuadritos naranjas y blancos que forman un bolsillo doble en la parte de abajo con cierre de snap. A ambos lados de la bolsa he añadido cinta de topos de colores para poder pasar el cordón negro y ya tenemos bolsa-mochila de tela para llevar.


Si os queréis hacer una mochila de tela como esta podéis seguir el tutorial del blog "Mi primera máquina de coser" donde podéis ver el paso a paso con fotos. Es una labor muy rápida y sencilla y lo mejor es que cada bolsa se puede personalizar al gusto de cada una: con bolsillos de diferentes tamaños, combinando telas distintas, añadiendo un adorno o un aplique... ¡Imaginación al poder!

¡A coser! :)

8 de enero de 2017

Cestas de trapillo para colgar, cuadradas y rectangulares

Acabamos de estrenar 2017 y ya está a punto la primera entrada del año. Esta vez os traigo un poco de trapillo que he estado crocheteando estos días porque necesitaba unas cestas para almacenar cosas que se me estaban acumulando. Os traigo tres propuestas de cestas diferentes con patrones gratuitos que podéis encontrar en internet.

La primera de ellas es una cesta que tenía muchísimas ganas de tejer: una cesta de trapillo para colgar en cualquier sitio. Así me ha quedado:


La he tejido con un trapillo blanco con un poco de moteado en negro y rosa que me parece precioso. Y la he colgado de un perchero para guardar toallas y la forma de la bolsa se mantiene perfectamente así que estoy contentísima con el resultado. El patrón original lo encontré en Ravelry, es de Bekki Bjarnoll y se llama "Large Hanging Basket". Me enamoré de la cesta en cuanto vi la foto pero actualmente parece que el patrón original ya no está disponible. Afortunadamente encontré la traducción al español de este patrón en el blog "El taller de Aracne" así que ahí lo tenéis disponible por si os interesa. A mí me parece bonita, decorativa, útil y diferente a las típicas cestas de trapillo.

La segunda cesta que he tejido estos días es una cesta de base cuadrada muy básica con dos asas laterales:


La he tejido con un trapillo en color azul pastel que me gustó mucho y la he decorado con cuatro borlas (una en cada esquina de la cesta) hechas con el mismo trapillo y un poco de hilo amarillo para contrastar y para darle un toque diferente. Este patrón lo he encontrado también en Ravelry, se llama "Square Basket" y es de Ilse Naaijkens. El patrón está en inglés pero tiene muchas fotos explicativas. Yo he seguido el patrón pero no he subido la cesta a tanta altura como la original porque la necesitaba más bajita. Es ideal para guardar los ovillos y el tamaño está muy bien.

La última cesta que he tejido es una cesta rectangular con asas laterales un poquito más grande que la anterior:


La peculiaridad de esta cesta es que se tejen sus cinco partes por separado (la base y los cuatro laterales) y al final se unen con una costura sencilla. El resultado es una cesta que se queda con una forma bastante firme y la mantiene muy bien. La he tejido con el mismo trapillo que la anterior cesta y me sirve para guardar ovillos, trapillo, herramientas de costura... El patrón está en castellano y lo podéis encontrar en el blog de "Susimiu".  Es muy facilita y se hace en un momento.

Espero que os animéis con alguno de estos tutoriales de trapillo porque son rápidos y aptos para principiantes. ¡Os deseo un feliz año a todos! :D


29 de diciembre de 2016

Quiet book o libro de tela sensorial


¡Última entrada del año! Qué poquito queda ya para dejar atrás el 2016... Quería terminar con algo bonito y especial así que hoy os enseño el "Quiet Book" o "Libro sensorial" que he terminado hace muy poquitos días y al que le he dedicado un montón de horas. 

Pero vamos a empezar por el principio: ¿Qué es un "Quiet Book"? Quiet Book tiene su traducción literal como "Libro tranquilo" y viene a ser un libro blandito, de tela o fieltro con actividades para tocar, abrir o cerrar, manipular, etc. Suelen ser temáticos y, en mi caso, he elaborado un Quiet Book sobre los colores que está formado por la portada de la foto anterior, ocho páginas con un color cada una y su contraportada. Cada página tiene el nombre del color hecho con letras de fieltro cosido a mano en la parte de arriba (en catalán) y debajo una serie de texturas, sonidos, actividades para manipular, etc. Tengo que deciros que no he comprado nada de nada para elaborar mi Quiet Book sinó que he aprovechado retales y objetos que tenía por casa y... este es el resultado:
¡Os lo enseño!


Rojo: es la primera página del libro de los colores y tiene estrellas de fieltro, textura de tela polar, cintas diferentes, un botón, una tela lipo loneta, un cascabel y una cremallera para abrir y cerrar.




Verde: la página del color verde está hecha con un lazo de tela, cintas, una tela de seda, botones de diferentes tamaños y formas y un cierre de tipo snap que se puede abrir y cerrar.



Azul: el azul tiene bordados de estrellas, flores de fieltro, un cascabel, diferentes botones, tela tejana y tela de loneta gruesa y una mariposa cosida a una cinta que se puede estirar y mover.


  
Amarillo: tiene botones de diferentes tamaños, tela de algodón, cintas e hilos de lana, una tela brillante con textura áspera y una cuerda con cuentas de madera que se pueden mover hacia un lado o el otro.
Naranja: esta página tiene un lazo de tela, dos cuentas de plástico grandes en forma de flor, lana, una tela de raso, una tela impermeable y una bolsa de plástico llena de cuentas y abalorios de color naranja para apretar y mirar.



Morado: hecha con botones, un trozo de lana, un trozo de tela de lino, un cascabel y una cortina de cuero morado que se puede abrir para descubrir una sorpresa:

  


Blanco: el color blanco tiene botones de diferentes tamaños, cuentas de plástico grandes y pequeñas, tela de toalla, estrellas de fieltro, tela impermeable y tela de seda. Además, tiene una luna que se puede poner y quitar ya que tiene velcro.



Negro: es el último color del libro y está formado por botones de formas diferentes, tela de algodón grueso, tela de seda y cintas para estirar y practicar nudos.



Y cuando cerramos el libro tenemos bordada en la contraportada la fecha en la que he cosido este Quiet Book.

El tamaño final del libro es de 17x17 cm. y queda muy blandito y esponjoso ya que todas las páginas están rellenas con guata. La verdad es que ha sido mucho trabajo pero las páginas se hacen bastante rápido y lo que más cuesta es preparar el biés para enmarcar cada página y hacer el cierre final del libro. Para ello tenéis 3 video- tutoriales geniales en internet de Miss Mouse Makes que os pueden servir mucho aunque están en inglés pero se entienden muy bien:
Y en este vídeo podéis ver cómo se ve mi Quiet Book cuando se abre y se manipulan las actividades de las diferentes páginas: 




Música del vídeo de:  http://www.bensound.com


Y con este Quiet Book terminamos el año en Deblau... ¡Os deseo un feliz año a todos y espero que el 2017 sea un año muy productivo lleno de labores y proyectos nuevos!

21 de diciembre de 2016

Neceser con cremallera y bolsillos interiores


Hoy os enseño mi nuevo neceser con cierre de cremallera que he estado cosiendo esta última semana. Necesitaba uno bastante grande y tenía esta tela estampada que me gusta mucho y no sabía qué uso darle así que me ha venido muy bien para coserlo. Estuve mirando por internet algunos tutoriales para hacerlo y al final me decanté por un neceser con el patrón y las medidas del tutorial de "El taller de las cosas bonitas" pero siguiendo los video-tutoriales de Nairamkitty: "Cómo poner una cremallera" y "Cómo hacer un neceser" que vendría a ser una continuación del primero.


El forro de dentro lo he hecho con tela impermeable y le he puesto bolsillos interiores: dos pequeños en un lado y uno grande en el otro. Así resulta más práctico y las cosas quedan más organizadas. El interior con tela impermeable siempre va muy bien en un neceser para que no se moje al guardarlo con algo húmedo tipo toalla, esponja, jabón... Las medidas finales del neceser son 17 cm. de alto y 25 cm. de largo.
Por último, le até un trocito de cinta roja en la cremallera para que resulte más práctico de abrir y cerrar y para añadirle un detalle.


Tengo más proyectos de costura entre manos que me muero de ganas de enseñar... ¡En breve! :)

13 de diciembre de 2016

Gorros tejidos para recién nacidos


He cambiado estos días la máquina de coser por mis agujas de punto circulares para tejer dos gorritos para bebé recién nacido que son fáciles, fáciles, para principiantes y con patrones totalmente gratuitos. No tenía ganas de complicarme la vida con "magic loop" ni otras historias tejiendo algo tan pequeñito así que he estado buscando por Ravelry y he encontrado dos patrones bonitos que no se tejen en circular y que se cierran con una costura. ¡Os los enseño!


El primero es un patrón facilísimo de Dana Willard, el "Knitted Newborn Hat". Es un gorrito sencillo, que se teje con punto del derecho en su totalidad y que se hace en un periquete al ser de talla tan pequeñita. Para tejer este gorro he usado por primera vez lana de Millamia y tengo que decir que me ha encantado el tacto y la suavidad que tiene su lana extrafina merino 100%, es ideal para tejer cosas para bebés. 


Para adornarlo un poco le añadí con la misma lana un pequeño adorno, como una especie de borla en la parte de arriba que es muy sencilla de hacer y tenéis un tutorial de Purl Soho donde lo explica al detalle y con muchas fotos.  Así, aunque es un gorro muy simple, se alegra un poco con un detalle que puede ser del mismo color o de un color diferente que resalte.


El segundo patrón de gorrito también lo he encontrado en Ravelry y es el "Reno Baby Hat" de Marianna Mel. Este patrón es también apto para principiantes, se usa punto del derecho y del revés y queda muy bonito. Yo lo he tejido un poco más corto que el original porque me parecía que quedaba demasiado grande para la talla de recién nacido pero eso ya va a gustos. La lana que he usado es una Aran Tweed de Sublime 40% lana, 40% algodón y 20% llama. El color es un color crudo que me encanta y queda muy ivernal.


Este gorrito lo he adornado con un pompón sencillo hecho de la misma lana para que se viera más bonito y, la verdad, es que me gusta mucho como ha quedado. También se hace en un ratito y el resultado es muy satisfactorio. ¡Tejer en pequeñito tiene sus ventajas!


Si estáis pensando en hacer un regalo bonito para un bebé o para un recién nacido estas Navidades, podéis tejer estos gorritos en muy poco tiempo. Espero que os animéis... :)

 

6 de diciembre de 2016

Manopla de cocina y mi nueva Alfa Style Up 40


¡Por fin me he comprado una máquina de coser nueva! Hacía mucho tiempo que notaba que la necesitaba porque la que tenía (ha sido mi primera máquina) se me ha quedado pequeña después de unos cuantos años cosiendo con ella. Era una máquina básica, de un centro comercial, y la verdad es que para coser cosas sencillas y de tela fina de algodón iba muy bien pero cuando empecé a usar otras telas como loneta, pana, jeans... era imposible que cosiera y el motor no daba más de sí.
Así que con unos ahorrillos que tenía me he comprado una máquina de coser con la que estoy más que contenta: una Alfa Style Up 40 que me tiene enamorada. 

No ha sido fácil elegir la máquina ideal para mí y que se adaptara a lo que yo necesitaba... Estuve investigando mucho por internet y he llegado a la conclusión de que no hay una máquina de coser perfecta sinó que cada uno debe elegir la mejor máquina para su tipo de necesidades: costura básica, pequeños arreglos, patchwork, costura profesional, etc.

Como pequeña ayuda por si estáis pensando en cambiar vuestra máquina de coser o estáis pensando en adquirir vuestra primera máquina os dejo unos cuantos consejos que a mí me han servido mucho:
  • Fijarse un presupuesto y adaptarse a él. Esto es básico porque hay máquinas de coser que hacen de todo pero los precios... se disparan. Es importante tener claro lo que te quieres o te puedes gastar e intentar que se ajuste a tus necesidades.
  • Determinar tus necesidades. No es lo mismo comprarte una máquina que vas a usar puntualmente para algún arreglo o una máquina con la que vas a coser ropa, accesorios, etc. Esto es muy importante para elegir la que mejor se adapte a tí. Hay máquinas que vienen con 1000 puntadas y luego siempre acabas usando las mismas, otras que están muy pensadas para bordar, para hacer patchwork, etc. Es cuestión de pensar qué necesitas y qué no.
  • ¿Máquina eléctrica o electrónica? Esto es lo primero que tuve que decidir ante tantos modelos y ofertas. Al final depende también de tus necesidades. En mi caso me decanté por una eléctrica por su potencia de motor (que era lo que buscaba) y porque sus funciones eran las que yo necesitaba.
  •  Algunas webs que te pueden ayudar. Investiga mucho, todo lo que puedas, hasta que encuentres tu máquina de coser ideal. Yo estuve navegando mucho y encontré algunas páginas con comparativas y explicaciones detalladas de máquinas de coser como la web de "Comprar máquina de coser", o la guía de "Mundo Costuras". Y, sobretodo, infórmate sobre los materiales, el fabricante, la calidad y las funciones básicas de tu máquina antes de decidirte por tu máquina de coser ideal. ¡Suerte!


Lo primero que me he puesto a coser con mi nueva máquina ha sido una manopla de cocina que tenía pendiente pero que mi antigua máquina se negaba a coser por el grosor de las telas. Se trata de la manopla de cocina a conjunto con el delantal que cosí hace unas semanas y que forma parte del kit para cocinillas que tuve la suerte de ganar en el sorteo del blog de Clara Montagut
La tela de mapas hace conjunto con el delantal y es una manopla muy, muy gordita y mullida que hace perfectamente su función de proteger contra las quemaduras.

La medida de la manopla es perfecta y tiene una pequeña cinta para poderla colgar en la cocina. Las telas de Peseta son preciosas y en esta manopla se combina su famosa tela de mapamundi con una tela naranja de cuadros y un estampado en blanco y negro para el interior que a mí me encantan como quedan todas juntas. Estoy muy contenta de haber ganado este kit y de haber podido coser dos piezas tan y tan bonitas para mi cocina.


Voy a aprovechar esta semana de puente para seguir cosiendo y tejiendo muchas, muchas cosas.¡A disfrutar! :)


29 de noviembre de 2016

Pelota de tela "Montessori"


Hoy os traigo una pelota Montessori hecha con retales de telas. ¿Qué es una pelota Montessori? Pues se trata de una pelota de tela pensada especialmente para bebés, blandita y con una forma muy peculiar. ¿Y para qué sirve una pelota Montessori? Pues puede servir para muchas cosas como, por ejemplo: atarle una cuerdecita y colgarla como móvil, estimular el gateo (ya que no rueda muy lejos debido a su forma), su morfología también hace que sea de fácil agarre para bebés ya que pueden meter la manita por las ranuras y cogerla fácilmente, y para jugar a tirarla y a perseguirla como una pelota de tela normal.


La verdad es que cuando conocí estas pelotas me enamoraron por sus formas y sus colores y, aunque las podéis comprar por internet, también existen en la red muchos tutoriales para aprender a hacerlas. Además, no se necesita mucha tela, basta con unos retales de dos telas que combinen (generalmente una lisa y una estampada) para coser tu propia pelota Montessori.


La mía la he cosido con un diámetro de 12,7 cm. y ha quedado con un tamaño que me gusta mucho. El tutorial que he seguido es este del blog "El mundo con Ó" que está muy bien explicado, en castellano y con muchas fotos. No es difícil de hacer pero es muy laboriosa y hay que tener paciencia para coser cada una de las piececitas que van formando los gajos de la pelota. Yo le añadí un cascabel en el centro antes de unir todos los gajos pero la verdad es que no suena mucho porque la pelota está bastante apretada.


Si os animáis a hacerla puede ser un regalo muy original para una embarazada o para alguien que tenga un bebé. Espero que os guste la idea. ¡A coser! :)

22 de noviembre de 2016

Drop Stitch Cowl


He guardado la máquina de coser durante unos días para sacar las agujas de punto y la lana calentita. Ahora apetece mucho tejer con la mantita en el sofá y en esos ratos de relax me he tejido para mí un cuello para ir bien abrigada este invierno: el Drop Stitch Cowl.

El Drop Stitch Cowl es un cuello gordito que me enamoró desde el primer momento que lo ví. Se teje rapidísimo y el resultado es precioso con ese calado que tiene. El patrón de este cuello de Abi Gregorio es totalmente gratuito y lo podéis encontrar en Ravelry pinchando AQUÍ. Para las que os estáis iniciando en esto del punto, además del patrón gratuito, también tenéis este vídeo-tutorial de Iknits paso a paso para hacer este cuello sin problemas.


He seguido el patrón tal cual lo ha publicado Abi Gregorio pero haciendo una repetición menos de las vueltas 1-6 porque para mí ya era suficientemente largo. La verdad es que ha quedado tal y como quería: gordito y con el ancho justo para abrigar todo el cuello sin problemas y sin que quede demasiado holgado y deje medio cuello al descubierto.


La lana que he usado es la Wool-Ease Thick & Quick de Lion Brand. Es una lana gordita, 80% acrílico y 20% lana que he tejido con agujas de 10 mm. La cantidad de lana que he gastado es menos de un ovillo así que cunde muchísimo. El color granate de esta lana me encanta y no descarto hacerme otro cuello igual en color gris o marrón oscuro para combinar con la ropa de invierno... ¡o un gorro con los restos de esta lana a conjunto!

¡Feliz semana! :)