21 de octubre de 2014

Tejiendo con fibras naturales


Me he estrenado con un nuevo material para hacer crochet que no había probado aún: las fibras naturales. Hace muy poquito os enseñé el pack que recibí de El Costurero en el que venían dos ovillos de fibras naturales (hechos a partir del tallo del cáñamo) y hoy puedo enseñaros qué he tejido con ellos.


Tenía bastante claro que quería hacer un cestito porque los ovillos recuerdan a los cestos y capazos de toda la vida. Ha sido un acierto porque el cesto ha quedado muy firme pero a la vez ha sido muy agradable a la hora de tejerlo. Tiene un tamaño mediano y es muy práctico porque se puede guardar cualquier cosa.


Como me sobraron algunos metros de hilo decidí aprovecharlos para hacer un mantelito circular para poner bajo el tiesto de una maceta. Le da un toque rústico que me gusta mucho. 
Por si tenéis curiosidad sobre este material podéis adquirirlo AQUÍ, en la tienda online de El Costurero, ¡yo estoy encantada con mi cesto y mi mantel nuevos!

¡Feliz semana! :)

12 de octubre de 2014

KAL Kvothe: el resultado


¡Lo terminé! No os imagináis lo contenta que estoy de enseñaros mi gran reto terminado: el KAL Kvothe. Para resumir un poco la historia: un KAL es un proyecto de punto que se teje en grupo, en este caso se trataba de tejer un pañuelo asimétrico llamado Kvothe. Me apunté en el mes de junio en el blog "El Duende de los Hilos" sin estar muy segura de si lo acabaría tejiendo o no porque soy novatísima en esto del punto pero al final ha salido bien.

La lana que elegí fue una Malabrigo Sock 100% merino en color Rayon Vert que es más que suave. Mi idea inicial era hacerlo en color gris pero cuando vi este color morado con detalles en tonos blancos, verdes y rosas no me pude resistir. 


Después de elegir la lana le llegó el turno a las agujas. Lo he tejido con agujas circulares  de 3.0 mm. Esta ha sido la primera vez que he usado agujas circulares y me ha gustado mucho lo fáciles que son de manejar y lo sencillo que se hace tejer con ellas. Una vez que tuve las agujas y la lana solo me quedaba ponerme de lleno con el patrón.


El patrón del pañuelo Kvothe es gratuito y está disponible en inglés en este link de Ravelry. Además, desde el blog de "El Duende de los Hilos" lo han traducido al español y lo podéis encontrar aquí.

Cuando empecé a tejer el chal tuve que deshacer más de cien veces. La verdad es que yo no había pasado del punto del derecho y del punto del revés y tejer este patrón siendo tan novata me resultó complicadísimo. No os voy a negar que pensé un montón de veces en abandonarlo y que incluso lo tuve unas semanas aparcado porque no me aclaraba. Pero al final del verano lo volví a empezar de nuevo dispuesta a llegar hasta el final. ¡Y lo conseguí!


Estoy contentísima con el resultado (aunque tiene algunos fallos) pero, sobretodo, estoy contentísima con el proceso porque he aprendido un montón de cosas que antes no sabía como puntos nuevos que no conocía o como bloquear una labor una vez terminada para que tenga la forma correcta. Así que muchas gracias a "El Duende de los Hilos", Berto de "Bertorulez" y Juan de "Los hice yo" por organizar este KAL.


Este otoño-invierno voy a estar muy calentita y abrigada con mi nuevo pañuelo Kvothe tejido por mi. No puedo estar más contenta.  :)


7 de octubre de 2014

Paquete sorpresa: El Costurero

Hace unos días recibí un paquete sorpresa de mi marido. Nada más ver la caja pude leer "El Costurero" y supe que me iba a gustar porque adoro sus revistas y todos los productos que venden en su tienda online. No hace mucho ya compré uno de sus kits con el que hice mi primer cuello de tricot: una lana gustosísima, unas agujas preciosas y una bolsa para guardar la labor ideal. Y esta vez he recibido un montón de cosas tan, tan, tan bonitas que me da pena estrenarlas:


En mi paquetito sorpresa había dos libretas pequeñas ideales para anotar todos los proyectos que tengo pendientes de hacer, las portadas son de Lady Desidia y son preciosas. También había unas tijeras Torre Eiffel preciosísimas en color bronce que me van a venir genial para hacer bordado o costura. Y, por último, un pack de dos ovillos de fibra natural que ya estoy pensando en qué los voy a utilizar. ¿Qué os parece? ¡Yo estoy encantadísima!


Como véis, tengo todas las revistas de "El Costurero", no me falta ninguna, y está claro que con cada número han ido creciendo y mejorando más. Si aún no las conocéis os las recomiendo porque tienen un montón de proyectos y tutoriales de costura, fieltro, bordado, ganchillo... 
¡Ahora solo me queda estrenar el montón de cosas bonitas que he recibido! :)



29 de septiembre de 2014

DIY: de tubo de envío a guarda-agujas

Hoy os traigo un DIY de reciclaje de los que me gustan: rápido, bonito y práctico. 
Tenía guardado  en un cajón un tubo de cartón de envío que me llegó con una lámina que pedí por internet  y no sabía muy bien qué hacer con él. No quería tirarlo porque es duro y tiene una tapa metálica y pensé que quizás podría servir para algo aunque no lo tenía claro. Pues este fin de semana me llegó la inspiración y lo he reciclado para meter dentro las agujas largas de punto. Aquí tenéis el antes y el después:


He utilizado papel vinilo autoadhesivo blanco y un poco de washi tape en distintos tonos de rosa y lila. ¡Ya está! El vinilo autoadhesivo es genial para forrar cualquier cosa y es muy, muy fácil de utilizar: solo hay que cortar a la medida del tubo y pegar. Y el washi siempre va genial para decorar cualquier cosa así que es un DIY más sencillo imposible.


El tamaño del tubo es perfecto para esas agujas rectas tan largas que no sabemos nunca dónde meter. Así que si tenéis algún tubo de envío de cartón en casa ya sabéis... ¡a reciclar! ;)

22 de septiembre de 2014

Estuche "patchwork"


Oficialmente ha vuelto la rutina y el trabajo y necesitaba estrenar curso con un estuche nuevo hecho por mi. Después de buscar muchos tutoriales por internet me he decidido por el que nos ofrece el blog LBG Studio: un estuche rectangular con cremallera y detalle de patchwork que me encanta.

Es un proyecto sencillo para hacer tranquilamente en una tarde. El tutorial está muy bien explicado y con muchas fotos, cosa que siempre es una gran ayuda. Además, es ideal para aprovechar los pequeños retales que nos sobran de otras labores.


Al final, y después de mucho dudar, me decidí por una combinación de tonos rojos y rosas para la parte del patchwork y le añadí un forro rojo y blanco muy llamativo en contraste con la tela cruda.
¡Sobra decir que lo he estrenado ya y que me encanta! ¡Animáos! ;)

15 de septiembre de 2014

Bolso de "Les mil i una idees"

Tenía muchas ganas de enseñaros la preciosidad que me regaló Montse del blog "Les mil i una idees" cuando hicimos un intercambio este verano. Yo le tejí la corona de crochet rosa que me pidió para el cumpleaños de su hija Clàudia y ella me regaló un bolso espectacular que merecía una sesión de fotos en condiciones.


El bolso es bonito por todas partes: los detalles de la parte delantera, las asas, el interior, la tela de la parte trasera, los bordes... Está perfectamente cosido, bien acabado y la combinación de colores es una maravilla. ¡Estoy enamorada de él!


La verdad es que este gran regalo de Montse merecía unas buenas fotos así que el pasado fin de semana nos fuimos a pasar el día a un pequeño pueblo cerca de casa que se llama l'Aleixar y caminamos hasta la Ermita de Sant Blai donde pudimos fotografiarlo en los bonitos rincones del lugar.




Os recomiendo que visitéis el blog "Les mil i una idees" porque además de costura hay ganchillo, scrap... Y todo con muy buen gusto y bonitas fotos. ¡Muchas gracias por este gran regalo, Montse, eres una artista! ;)

9 de septiembre de 2014

Afieltrando: foca de fieltro

¿Recordáis mi mini tutorial sobre afieltrado? Fue mi primera experiencia trabajando con lana afieltrable ayudándome de un molde, cosa que hizo que fuera más fácil para empezar. Como me ha gustado tanto esta técnica he seguido experimentando con el afieltrado pero esta vez sin molde y siguiendo este video-tutorial para hacer unas foquitas adorables. 


Mi pequeña foca de Groenlandia, cansada de bañarse en las frías aguas del océano Glaciar Ártico se marchó al Mediterráneo de vacaciones. Así pude hacerle esta sesión de fotos tan veraniega donde pudo disfrutar del mar, del sol, de la arena cálida...


Tengo que deciros que le encantó acercarse a la arena con su toalla de Súper Mario y su inseparable patito de goma para poder broncear un poco su blanco pelaje. Por desgracia se olvidó el protector solar y se quemó un poco las mejillas... 


Aunque tomar el sol en la toalla le gustó mucho, lo que más le gustó fue descansar sobre las rocas después de darse un buen baño (como toda buena foca que se precie) y mirar el mar mientras se quedaba dormida.


Y mientras yo ya estoy pensando en seguir practicando con el afieltrado y hacer un compañero para la foquita. ¡Feliz semana! ;)


4 de septiembre de 2014

Ruta por el norte. Parte III

Ahora que ya está aquí septiembre, la rutina y el trabajo, voy a publicar la última parte de mi ruta veraniega por el norte de España: Galícia.

Qué puedo decir de Galícia, ¡que nos encantó! Empezamos visitando la Playa de las Catedrales, un monumento natural realmente espectacular. Llegamos con marea baja, cuando el mar deja al descubierto todos los acantilados y pudimos recorrer entre la arena todas las galerías y cuevas que hay en las rocas. Estuvimos horas recorriendo cada rincón de la playa, cada hueco, cada galería... Es un sitio precioso que vale la pena visitar:



También pudimos hacer una visita a A Coruña, paseando por sus calles y por los alrededores de la Torre de Hércules, símbolo de la ciudad y faro en funcionamiento más antiguo del mundo. Las vistas del faro al lado del mar son preciosas:



Santiago de Compostela fue otra de las visitas obligadas de nuestro viaje. Nos encantó pasear por el casco histórico, visitar la Catedral, la Praza do Obradoiro... Mucha historia y muchos rincones para descubrir.



Otra de las visitas indispensables fue el cabo de Finisterre, "donde acaba la tierra". Un lugar para disfrutar de las vistas, del mar, de la tranquilidad... Un sitio con una magia especial.



Y, por último, un destino paradisíaco: las Islas Cíes. Se trata de una isla que forma parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas. La verdad es que es un lugar impresionante con unas rutas preciosas, playas de película, vistas increíbles... Pasar un día en las Cíes vale la pena, una imagen vale más que mil palabras:



Precisamente cuando volvíamos en barco de las Islas Cíes tuve una de las sorpresas que recuerdo con más cariño del viaje: pude ver un grupo de delfines que se acercó al barco y nadó a nuestro lado durante un rato. Ver delfines en libertad es un privilegio, una experiencia genial y la guinda perfecta para el final de nuestro viaje.


Ahora las vacaciones ya han quedado atrás y vuelve el trabajo, el nuevo curso, los propósitos... ¡y las labores! ¡Feliz vuelta a todos! ;)

29 de agosto de 2014

De ruta por el norte. Parte II

Continúo con el post sobre las vacaciones de verano. Después de Euskadi nos fuimos rumbo a Asturias donde pasamos tres días geniales.

La idea era disfrutar de la naturaleza, del silencio, pasear... y nada mejor que visitar el Parque Nacional de los Picos de Europa, concretamente visitamos la zona del Macizo Occidental. Como era nuestra primera visita quisimos hacer una de las rutas más famosas y emblemáticas de los Picos de Europa: la Ruta del Cares. Son 24 kilómetros (ida y vuelta) por el desfiladero del río Cares, pasando por tramos tallados en la misma roca de la montaña que hacen que sea una ruta espectacular.



La verdad es que es una ruta que nos gustó mucho: las montañas, los puentes, el camino excavado en la roca, las muchísimas cabritas que se te van cruzando a cada momento... ¡Muy recomendable!


Además de la Ruta del Cares, no podíamos marcharnos de los Picos de Europa sin visitar los Lagos de Covadonga. La verdad es que el paisaje que envuelve a los lagos es de cuento: montañas verdes, vacas pastando, flores que salpican la hierba...


Disfruté muchísimo entre tanta naturaleza, paseando tranquilamente por los alrededores de los lagos, admirando el paisaje... Incluso encontré un montón de pequeñas ranitas en la orilla de uno de los lagos:


Y para terminar con Asturias nos dirigimos a visitar las Cascadas de Oneta: tres saltos de agua escondidos en un bosque espectacular. Nosotros solo visitamos la primera cascada, la Firbia, que es la más accesible de las tres. Es un rincón muy bonito que vale la pena descubrir.

Ya véis que nuestra visita a Asturias ha sido naturaleza, naturaleza y más naturaleza y es que no hace falta nada más en un lugar tan bonito y tan verde. 
Tan sólo me falta enseñaros la última parte, Galícia, que es donde me llevé uno de los mejores recuerdos del viaje...

¡Feliz fin de semana! ;)

21 de agosto de 2014

De ruta por el norte. Parte I

Hace ya casi un mes entero que no actualizo el blog y me ha sentado muy bien este descanso. El verano no está siendo muy poductivo en cuanto a labores pero estoy descansando mucho y disfrutándolo haciendo lo que me apetece. 

Hace unas semanas hemos vuelto de hacer ruta en coche unos días por el norte, concretamente hemos visitado Euskadi, Asturias y Galícia. Por Cantabria pasamos rápidamente y solo nos detuvimos para visitar la Cueva del Soplao (que nos encantó) así que Cantabria queda pendiente para una siguiente visita.

El viaje comenzó en Euskadi, que es la parte que hoy os voy a enseñar para no hacer el post muy largo. En próximas entradas os contaré qué visitamos en Asturias y Galícia. 
Primeramente visitamos la preciosa ciudad de San Sebastián con su Bahía de la Concha, su catedral... Pudimos pasear y ver los rincones más emblemáticos y, entre ellos, no podía faltar El Peine del Viento:


Uno de los sitios que más me gustó de Euskadi fue el Geoparkea: un territorio espectacular de 13 kilómetros de acantilados donde poder observar las capas de rocas llamadas Flysch. Es impresionante pasear por allí, te sientes tan pequeña...

 



















Gaztelugatxe es otro de los lugares mágicos de Euskadi: acceder a la ermita en lo alto del pequeño islote en medio del mar por sus interminables escalones es espectacular. La verdad es que la subida merece mucho la pena.



También visitamos el Bosque de Oma, una obra de arte en plena naturaleza. Es muy divertido buscar el punto de vista adecuado entre los árboles para poder ver las figuras que forman sus pinturas.


Otra de las imágenes más bonitas que pude fotografiar de Euskadi son las vistas desde el mirador de San Pedro de Atxarre, donde se puede observar la Reserva de Urdaibai:


Y no podía faltar la visita obligada a Bilbao y a su Museo Guggenheim que, personalmente, nos decepcionó un poco y nos gustó más por fuera que por dentro.


Esta ha sido una de las partes de mis vacaciones por el norte. Próximamente os enseñaré algunos lugares bonitos de Asturias. ¡Disfrutad de lo que queda de verano! :)